image
Emprender
Este sitio cobrará sentido cuando se pongan a prueba los conocimientos que difunde; cuando se contrasten y desarrollen en empresas, asociaciones, etc. En este sentido, es posible financiar algunas propuestas y proyectos económicos siempre que cumplan algunas condiciones previas, recogidas sin ningún orden en particular.

ESTRUCTURA ORGANIZATIVA
Que sea ligera en lo que se refiere a capital fijo pero preferiblemente intensiva en personas.

CALIDAD LABORAL
Que los puestos de trabajo diseñados sean de calidad media, al menos, y no consuman todo el tiempo del día para ninguna responsabilidad. Es conveniente prevenir la autoexplotación.
 
IMPACTO SOCIAL
El proyecto debe contribuir a la transformación del mundo empresarial y del trabajo por las características de la organización misma, basada en las personas, modelo para otras empresas y organizaciones.
 
SIMPLICIDAD
Que el negocio sea sencillo de comprender, al igual que los productos o servicios que venda.

COMPETENCIA vs. DEPENDENCIA
Que la organización domine los productos o servicios que vende en la mayor parte de facetas posibles (diseño, precio, distribución, comunicación, etc). Que no sea un simple canal distribuidor o intermediario de otros.

COMPRIMISO DE LOS GESTORES
Debe asegurarse el compromiso de los emprendedores clave y, si se trata de entrar en un proyecto en funcionamiento, no deben irse las personas que tienen el conocimiento del negocio, manejan la cartera de clientes, etc. hasta que hayan transmitido todo su saber hacer.

DIFERENCIACIÓN
Que pueda crearse una imagen de marca reconocible de sus competidores.

CRECIMIENTO
Que presente opciones reales de crecimiento, expansión, etc, sin que el capital sea factor decisivo para ello. Que se pueda crecer reinvirtiendo beneficios.

VALOR CONTRASTABLE
La valoración de los intangibles, patentes, etc, si los hay, debe hacerse bajo parámetros de mercado. ¿Qué precios tienen los principales competidores o sustitutivos en el mercado?

PLANIFICACIÓN
Es conveniente trabajar con una guía de negocio. No es necesario un plan de cien páginas pero sí lo es tener objetivos claros, un método y una rentabilidad esperada.

VALORACIÓN (“DUE DILLIGENCE”)
En el caso de proyectos en funcionamiento, naturalmente es necesario revisar la información económico-financiera, tener un plan de futuro y una auditoría.
 
ENDEUDAMIENTO
Debe ser asumible en cantidad y plazos o, en caso de proyectos con problemas de financiación, habrá que valorar la implicación y capacidad de las personas implicadas en hacer avanzar la situación.
 
REPOSICIÓN DE ACTIVOS
Es necesario conocer el coste de la reposición de activos y el plazo de su sustitución.

RIESGOS AJENOS
Es importante determinar los riesgos regulatorios, reputacionales, tecnológicos, etc. de forma que pueda prevenirse su impacto, ajeno a la dinámica organizativa.
---
 
   En definitiva, se trata de invertir teniendo un buen conocimiento del sector y del negocio, con un equipo gestor fiable, una fuente de ingresos recurrentes, estables y en consistencia con los gastos y los resultados, de forma que se pueda defender la posición competitiva del proyecto en entornos recesivos como el actual.
   No obstante, esta lista no es excluyente ni tampoco cerrada. Es necesario valorar el conjunto de un proyecto, nunca sus partes por separado.